Buenas prácticas para la conducción bajo conducciones meteorológicas adversas

Buenas prácticas para la conducción bajo conducciones meteorológicas adversas

FACTOR DE RIESGO RECOMENDACIONES
Lluvia Reducir la velocidad en función del estado de la vía. Aumentar la distancia de seguridad.No realizar movimientos bruscos con el volante.Frenar suavemente y a pisadas cortas para no bloquear la dirección y secar la humedad de las pastillas. Encender las luces de cruce (corto alcance) y las antiniebla traseras si la lluvia es muy abundante para ver mejor y ser visto.Si existen charcos, pasar lentamente y frenar dos o tres veces seguidas al salir para secar los tambores y/o los discos.
Nieve/hielo Disminuir la velocidad.  Emplear la marcha más larga posible.Sujetar el volante con firmezay no realizar movimientos bruscos.Pisar el freno lo menos posible.Si existen pendientes descendentes se empleará el freno motor (marcha más corta posible).Circular a velocidad constante y moderada.Aumentar la distancia de seguridad. Encender las luces de cruce y las antiniebla traseras si la visibilidad es muy reducida para ver mejor y ser visto.Tener especial precaución con la caída de los primeros copos, ya que pueden ser muy deslizantes.Si la nieve es escasa, y se cuenta con neumáticos o cadenas adecuadas, intentar circular por la parte de la carretera por donde exista nieve virgen, evitando circular por las marcas por donde han circulado otros vehículos, ya que se pueden haber formado placas de hielo.
Niebla Reducir la velocidad y ajustarla a las condiciones existentes.Encender las luces de cruce o de corto alcance.Encender la luz antiniebla trasera solamente en condiciones de niebla densa y cuando sea necesario hacernos ver, ya que pueden deslumbrar a los demás usuarios. La luz antiniebla delantera podrá utilizarse cuando existan condiciones meteorológicas o ambientales que disminuyan sensiblemente la visibilidad, como en caso de niebla, lluvia intensa, nevada, nubes de humo o de polvo o cualquier otra circunstancia análoga.Aumentar la distancia de seguridad.Si la circulación se imposibilita, estacionar el coche en las zonas habilitadas para ello, evitando detener el coche en el arcén.Tomar como referencia las marcas viales horizontales.
Viento Reducir la velocidad.Atender a la dirección e intensidad del viento, advertidas por los cazavientos que pueden estar ubicados en el entorno de la vía.Si es necesario frenar, usar el freno motor para contrarrestar la fuerza del viento.Sujetar firmemente el volante.Tener especial precaución al salir de zonas resguardadas (túneles, arboledas, adelantamiento de camiones, etc.) ya que se puede recibir bruscamente una racha de viento que ocasione la salida de la vía o la colisión con otro vehículo.Realizar movimientos suaves, sobre todo cuando el vehículo es largo o tiene mucha superficie lateral, ya que puede volcar con vientos fuertes.
Calor/sol Evitar realizar desplazamientos en las horas centrales del día, ya que es cuando el calor resulta más intenso.Mantenerse hidratado. Beber agua o refrescos para reducir la fatiga.Descansar cada 2 horas en zonas sombrías.Accionar el aire acondicionado o el climatizador para conseguir una temperatura interior de entre 19°C y 24°C. Si no se cuenta con aire acondicionado, bajar las ventanillas.Aparcar el automóvil a la sombra y ventilarlo antes de iniciar la marcha nuevamente.Utilizar gafas de sol para disminuir los deslumbramientos.

Deja un comentario